Trucos para mantenerse en forma durante el embarazo

Mantenerse en forma durante el embarazo es sencillo. Cómo hacerlo es una preocupación que todas las mujeres embarazadas tienen. El ejercicio te aportará muchos beneficios y nosotros te enseñamos cómo conseguir compaginar el embarazo con el deporte, que no solo te ayudará físicamente; sino que, mentalmente, también lo hará. El deporte aporta beneficios a la salud y, durante la etapa de embarazo, esto no iba a ser diferente; aunque, primero, tienes que hablar con tu médico y ginecólogo, para que den el visto bueno.

Entre los mejores ejercicios para mantenerse en forma, se encuentran caminar ligeramente, natación, yoga, montar en bicicleta, pilates o ejercicios de estiramiento.
Ejercicios que hacer durante el embarazo
Caminar

Es una de las mejores actividades cardiovasculares que podrías hacer. Además, no castiga ninguna articulación de tu cuerpo. La ventaja de este ejercicio es que lo puedes hacer en cualquier lugar. Podrás ir aumentando el ritmo gradualmente.
Natación

Te sentirás más ligera y útil sin necesidad de forzar las articulaciones. Trabaja músculos y aporta beneficios cardiovasculares. Si el embarazo te está dando dolor de espalda, este deporte es perfecto. Los médicos y ginecólogos lo recomiendan y señalan siempre que aporta muchos más pros que otros deportes.
Yoga

Aumenta la relajación corporal y mental. El cuerpo, durante el embarazo, se enfrenta a esfuerzos que a veces pueden parecer insoportables, pero con el yoga conseguirás esa relajación que necesitas.
Ejercicios aeróbicos

Para fortalecer el corazón y tonificar tus músculos, puedes realizar ejercicios aeróbicos, pero que sean fáciles y no conlleven mucho esfuerzo; ya que estos sí podrían causarte algún daño, si no estás acostumbrada.
Bailar

Fortalecerá tu corazón y el de tu bebé. Además, siempre dicen que la música es buena para el hijo que viene en camino. Así que -ya sabes- baila mucho.
Correr

Correr también te ayudará a fortalecer el corazón y los músculos, así como la resistencia. Además, ayudará a tu mente y te alejará de cualquier pensamiento negativo que te pudiera estar afectando.
Recomendaciones

Durante el primer trimestre, lo mejor es no realizar ejercicios de alto impacto; durante el segundo, lo mejor es practicar ejercicio de pie o sentada y nunca boca arriba; y durante el tercero, deberás evitar el agotamiento innecesario y realizar ejercicios lentos y controlados, para no poner en riesgo tu embarazo. Estas son recomendaciones. Recuerda que quien mejor te puede ayudar es tu médico o ginecólogo, así que, antes de realizar cualquier ejercicio, debes pedir consejo a los especialistas, ya que cada embarazo es un mundo.
Beneficios

Mejorarás tu forma física, tanto vascular como cardiovascular, así como la oxigenación circulación, algo muy importante para el bebé. El ejercicio alivia la presión sobre el nervio ciático y, además, tendrás una recuperación más rápida tras el parto. Por otra parte, mejora la postura; y, con ello, reduce los dolores de espalda. No aumentarás tanto de peso. Y lo más importante: te ayudará con el bienestar psicológico.

Mantenerse en forma en el embarazo aporta un cuerpo mejor preparado para el parto. Deja el sedentarismo atrás, puesto que tu cuerpo y mente lo agradecerán tanto durante el embarazo como en el parto y después de este.