¿Qué tipos de cocción existen?

Si estás interesado en llevar una dieta sana, donde puedas cocinar los alimentos de diferentes maneras, te proponemos usar los distintos tipos de cocción más comunes. Porque no es lo mismo probar un producto crudo, que elaborarlo hervido o a la plancha e, incluso, cocinado en aceite, repasemos juntos los modos de cocerlo.
¿Cuáles son los diferentes tipos de cocción?

Desde el primer momento en que te planteas comer sanamente, el primer consejo que te darán es que evites la grasa lo máximo posible. Freír es un tipo de cocción en medio graso, por lo general, en aceite. A pesar de que nos puedan gustar mucho los alimentos fritos, podemos probar otros modos de cocción más sanos e iguales de ricos.

La cocción en seco suele dar muy buenos resultados para el paladar. ¿Qué te parece una carne a la parrilla o al carbón? A la plancha tampoco está nada mal. Lo mismo puedes probar en la forma de hacer las verduras. No solo se conserva de maravilla el sabor del alimento, sino que le otorgas una textura muy apetitosa y sin usar nada de grasa adicional.

Otro tipo de cocción es en medio líquido o húmedo. Aquí entra el hervido o la conocida cocción al vapor. En el caso de las verduras, hervidas suelen perder bastante sabor, lo que muchas veces no las hace muy atractivas. Lo bueno de este método es que elimina posibles microorganismos que pudieran afectar a nuestra salud. Al hacerlas al vapor garantizas más sabor.

La cocción mixta incluye el guisado, el estofado y el braseado. Posiblemente ya hayas probado algún plato de estas características, como carnes o pescados. Mitad de grasa, así que algo más sano para tu bienestar.

Comer sano no significa que tengas que dejar de lado los platos ricos. Conociendo los tipos de cocción, comerás delicioso.