Formas de cocinar el bacalao

Aunque la merluza sea uno de los ingredientes estrella de nuestra cocina, la versatilidad ​ a la hora de cocinar  el bacalao está más que probada. Este pescado es la base de gastronomías como la portuguesa o la escandinava. En España existen diversas formas, y platos, en los que este ingrediente tiene un más que merecido protagonismo.

Diversas formas de cocinar el bacalao

Con verduras

Por su textura y por soportar largas cocciones de forma adecuada, este pescado es idóneo para degustar con las mejores verduras. Recetas como la porrusalda (mezcla de puerros y patatas) con bacalao y unos dados de panceta confirman lo antedicho.

Sin embargo, el bacalao a la vizcaína, una de las obras maestras de la cocina vasca, confirma el perfecto maridaje que hortalizas como el tomate, la cebolla, el pimiento o el ajo hacen con este gran ingrediente. Lo mismo sucede con platos tan antológicos como el bacalao a la portuguesa, en el que unas simples cebollas y una copa de Oporto consiguen crear unas sensaciones magníficas al comensal.
Con tomate y frutos secos

El bacalao con tomate es, posiblemente, una de las recetas más sencillas que existen. Sin embargo, hay variantes, como el bacalao con tomate, verduritas y piñones salteados, que convierten a este plato en una delicia para los más exigentes. Los frutos secos ayudan a aportar más nutrientes a la receta e incluso subrayan los matices gustativos de nuestro protagonista.
Frito, como la merluza

Las famosas pavías de bacalao son un clásico de la cocina de cuaresma. Lo mismo sucede con las tortillitas de bacalao o con los buñuelos. El característico sabor de este ingrediente convierte a estas recetas en verdaderas muestras de su adaptabilidad a todo tipo de cocciones.
Al horno

Es una de las mejores formas de cocinarlo. Admite verduras, setas, toques de embutidos, adobos, especias y todo lo que te imagines. Además, nunca perderá la compostura y combinará, a la perfección, con tus gustos.

En revueltos

Uno de los más populares es el de bacalao con pimientos del piquillo. En Portugal destaca el bacalao dorado en el que se acompaña de patatas paja. La combinación con el huevo ayuda quizá a suavizar el sabor de este ingrediente aunque no a enmascararlo. En el punto medio está el secreto para conseguir el mejor resultado posible.

Como habrás podido comprobar, hay una larga variedad de platos con bacalao que puedes preparar fácilmente. No dudes en probar alguno de ellos para disfrutar de sus fantásticas propiedades nutricionales.

Cocinar bacalao es un noble arte que con cierta dedicación llegarás a dominar sin demasiados problemas. No dudes en preparar cualquier receta y tampoco en paladear el resultado. A buen seguro, lograrás sorprenderte en cada intento de ampliar tu recetario y de disfrutar más que nunca del bacalao.