Cocinar en familia, con los niños educar y divertirse

Cocinar en familia puede ser una actividad más que adecuada para pasar un buen rato, Tus hijos aprenderán a preparar platos sencillos y tú te convertirás en un chef reputado ante sus ojos.
Cocinar con niños, ventajas a tener en cuenta

Es una actividad educativa. Tus hijos aprenderán cómo se preparan sus platos favoritos y se familiarizarán mucho mejor con todo tipo de ingredientes. Preparando algo ellos mismos, es más sencillo conseguir que tomen platos de pescado o de verduras.

Les ayuda a desarrollar su sentido del gusto. Al igual que te ocurre a ti, los niños deben ir aprendiendo a distinguir sabores y a conocer aquellos que les resulten más agradables.

Es importante para desarrollar sus capacidades motoras. Los niños tienen que tocar, amasar, empanar, moldear y hacer una serie de actividades que bien pueden tomarse como una actividad casi de trabajos manuales en la que nunca faltará la diversión. Aproveche la ocasión para refrescarles la memoria, en lo que a matemáticas se refiere, contando los ingredientes.

Cocinar con los hijos es una actividad relajante para toda la familia. Implica a tus pequeños a preparar cualquier receta y a que decidan cuál será el menú que van a degustar. No dudes en ir explicando cuáles son los alimentos más saludables y en ir creando hábitos gastronómicos adecuados.

Aperitivos sencillos para cocinar con niños

Espirales saladas

Ingredientes: 

– Jamón cocido o jamón serrano
– Queso
– 1 lámina de hojaldre
– 1 huevo

Preparación:

– Extiende la lámina de hojaldre sobre la encimera de la cocina.
– Pide a tus hijos que pongan el jamón y el queso por toda la superficie.
– Permite que te ayuden a enrollar la lámina hasta formar un rollo. Cuando terminen, pueden batir un huevo.
– Corta el rollo obtenido en trozos de unos dos dedos de grosor. Ve poniéndolos en una bandeja de horno.
– Dales una brocha a tus hijos para que pinten de huevo batido cada trozo.
– Mete la bandeja en el horno a 200 grados durante 15 minutos.

Brochetas de frutas o verduras

Ingredientes:

Frutas del gusto de tus hijos o verduras como el tomate. Es conveniente añadir alguna aceituna, así como queso o embutido en el caso de preparar una brocheta salada.

Preparación:

– Corta la fruta o la verdura a dados de tamaño generoso.
– Usa brochetas de madera. Tú puedes sujetar la brocheta en vertical y permitir que tus hijos vayan añadiendo los ingredientes que deseen.
– Se disponen en un plato y se añade, si es salada, aceite y vinagre sin olvidar algunas especias. Si es de frutas se puede añadir caramelo líquido o nata.

¿Te animas a cocinar en familia? Seguro que te aficionas a cocinar con niños y que pasas un rato inolvidable con tus seres más queridos.